Páginas vistas en total

viernes, 13 de mayo de 2016

" Decenas de miles de estudiantes, maestros, trabajadores de la educación y simpatizantes marcharon por las calles del centro de la Ciudad de Buenos Aires ayer para apoyar el sistema de educación pública del país, descargando su ira contra el presidente Mauricio Macri y su administración en la estela de lo que los sindicatos de educación están pidiendo una crisis de financiación a gran escala. "

ENLACE A LA NOTA :
http://buenosairesherald.com/article/214248/students-stand-up--for-public-universities


Los estudiantes, profesores y trabajadores universitarios salen a las calles en Buenos Aires para protestar por los recortes presupuestarios ayer por la tarde.
Por Orlando Jenkinson 
Personal Herald
Decenas de miles marchan por el centro de BA para exigir aumento del gasto Macri
Decenas de miles de estudiantes, maestros, trabajadores de la educación y simpatizantes marcharon por las calles del centro de la Ciudad de Buenos Aires ayer para apoyar el sistema de educación pública del país, descargando su ira contra el presidente Mauricio Macri y su administración en la estela de lo que los sindicatos de educación están pidiendo una crisis de financiación a gran escala.
La marcha representó la culminación de un curso huelga de seis días por los profesores y trabajadores de la educación en la Universidad de Buenos Aires (UBA), quien la semana pasada cerró el anuncio del gobierno de una inversión de 500 millones de pesos como insuficiente y está en su frustración de la el hecho de que Macri ADMINISTRACIÓN a responder en consecuencia era palpable en la tarde de ayer avenidas Córdoba y Callao.
Profesores y maestros se levantaron y marcharon hombro a hombro con multitudes de estudiantes de todas las edades y un espectro de partidos políticos y movimientos que exigen una mayor inversión estatal en la educación pública y la mejora de la escuela y la infraestructura de la universidad que los sindicatos de la enseñanza de decir es, en muchos casos, en su rodillas.
"Hemos venido aquí no sólo para exigir una mejora en nuestros salarios con los aumentos masivos en el costo de vida, sino también para las universidades públicas como un todo que incluso el año pasado tenía presupuestos insuficientes para cubrir sus costes y ahora están en una situación mucho peor "Ciencia UBA profesor Sebastián Fortino, de 36 años, dijo al Herald.
La protesta era inequívocamente cosmopolita de carácter. Maestros como Fortino marcharon junto a estudiantes universitarios y universitarios de todas las edades, tales como 14 años de edad, María Bonanni.
"Estoy aquí para defender mi educación!" Vigas Bonanni, un estudiante de una de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, una escuela secundaria pública que decía que era "muy afectados" por la falta de fondos en la actualidad.
A pocos metros de distancia de ella resistido 61 años de edad, Jorge Charrán, un profesor de la Universidad Nacional de Moreno, que lamentó la "falta de urgencia" del gobierno a hacer frente a las demandas actuales realizadas por muchas universidades públicas, incluyendo su propia conversación con el Heraldo.
"Todos estamos hoy unidos por un mayor presupuesto y mejoras (universidad) en nuestras condiciones de trabajo, que están cada vez peor para nosotros y los estudiantes", dijo.
"La educación es un derecho"
Sentimientos de alienación, de la separación percibida por parte del gobierno de la realidad de una crisis en la educación pública que las masas de los profesores y estudiantes sobre la marcha dijeron que experimentan a diario se expresa por los manifestantes de ayer, y se combinaron ministro de Educación, cuando Esteban Bullrich llevó a Twitter durante la manifestación, al parecer, para denunciar la asistencia a los partidos políticos en la marcha y negar que había una crisis en la educación pública en todos.
"Por desgracia, hay sectores que utilizan las universidades públicas para hacer política partidista, y tratar de inventar una" crisis "donde no lo hay", dijo ayer Bullrich.
Una miríada de grupos políticos eran ciertamente presente en la marcha. El azul eléctrico de las banderas de los activistas del movimiento Evita 'y el cielo azul del grupo de jóvenes de la victoria del frente (FPV) La Cámpora se intercalan y aparentemente superados en número por el rojo de la astilla Socialista y los partidos y movimientos que marchan junto a uno a izquierda.
Las señales de advertencia de los Trabajadores de los partidos de izquierda Frente (FIT) se unieron a los del Movimiento al Socialismo (MAS) y Socialista de los Trabajadores (MST), todos ellos rodeados todavía por un número aún mayor de estudiantes y de los sindicatos de docentes pancartas con los nombres de sus facultades o consignas de actualidad.
Como era de esperar, estos grupos también se unieron a los partidarios de un partido actualmente en el gobierno con Macri, el diario Los IRROMPIBLES ( "El Unbreakables") el movimiento de militantes radicales que simpatizan con el ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, que sostiene en alto las banderas con la imagen en los últimos tiempos ex presidente Raúl Alfonsín.
"Estamos aquí para apoyar la educación pública. El presupuesto actual no es suficiente con bastante claridad. La educación es un derecho. Es algo que cada uno debe tener acceso a sin limitaciones y si alguien pone en riesgo que hay que salir a la calle y defenderla, siempre de manera pacífica ", activista de la UCR y el estudiante Facundo Arana, 18, dijo al Herald.
De hecho, hay algo que no adressed por Tweet del ministro de Educación fue la síntesis entre la política de partidos y la educación pública que fue escrita a través de las calles de la capital ayer por la solidaridad mostrada entre los estudiantes de todas las edades, a sus padres y profesores, y los partidos políticos.
Esta mezcla se hizo evidente en un número incontable de los propios manifestantes individuales - la gente como de 23 años de edad, Santiago Carril, un graduado de periodismo actualmente estudiando en la Facultad de Filosofía y Letras, el epicentro de la actual movimiento de protesta en defensa de la educación pública de la UBA.
"Hemos venido aquí para garantizar la fortaleza de nuestras instituciones y defender la educación pública. La propuesta presupuestaria del gobierno estaba muy lejos de lo que se necesita - que apenas le ayudará en absoluto ", Carril, también miembro de la agrupación pequeña Hagamos lo imposible (hacer lo imposible), dijo al Herald.
El volumen aumenta con la puesta del sol
El auge de los bombos y traqueteo trampas habían anunciado el pulso de la manifestación cuando se inició en la Plaza Houssay, antes de la Facultad de Medicina de la construcción de torres en Recoleta, a las 4:30 pm de la tarde.
Sin embargo, como el día brillante y ventoso comenzó a disminuir en la oscuridad, el volumen ratcheted aún más.
cantos de masas que exigen la defensa de la educación pública "como un derecho" se unieron consignas contra el gobierno - algunos en referencia reciente aparición del presidente en la filtración de documentos "Documentos de Panamá", puso de relieve la frustración de la asamblea en una supuesta falta de agradecimiento en nombre de el gobierno de la profundidad de los problemas que actualmente enfrenta la educación pública.
Era una sensación no compartida sólo por los estudiantes militantes o los miles de activistas de izquierda de los partidos de una miríada de izquierda y socialistas con ansiedad la entrega de volantes a través de la multitud, sino también por aquellos para los que las manifestaciones eran menos de un hábitat natural, incluidos los grupos comprometidos de los padres con niños que viven los estudiantes a través de la actual crisis en muchas instituciones de educación pública.
Uno de ellos fue David Burin, un padre de 57 años de edad de la escuela secundaria asistir a los niños en el Colegio Nacional de Buenos Aires que se lamentaban por lo que los padres y los colectivos de la ciudad pertenece a considerar como una situación presupuestaria urgente en las escuelas secundarias públicas.
"Han bajado los impuestos sobre los propietarios y agricultores y sus productos, pero están aumentando el coste de la vida para cantidades insoportables para el resto de nosotros", dijo al Herald con una sonrisa triste.
"Hay 63 escuelas secundarias de la región que no pueden tomar clases en el momento y estamos movilizando junto con nuestros propios hijos", dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario