Páginas vistas en total

viernes, 1 de enero de 2016

Volver a construir mayoría

enlace a la nota :
http://tirandoalmedio.blogspot.com.ar/


Volver a construir mayoría


En un tiempo donde la devaluación se la llama Corrección cambiaria y sinceramiento de precios, el Concepto “emergencia” surge como el gran comodín que le sirve al gobierno de Macri para realizar grandes negociados e intervenir de hecho en diversas áreas de la administración. La idea de un país en emergencia les sirve, además, para instalar la idea de que recibieron un caos absoluto. A partir de ahí, avanzan de prepo y, por ejemplo, eliminan las mediciones del INDEC por un año, lo que traducido significa que ya hay preocupación por el futuro de las paritarias, el gran objetivo de la “emergencia estadística”.
Sabíamos la que se venía, pero no imaginábamos tal nivel de desenfreno y tropelía. Lo bueno es que con este accionar el bloque de poder ha puesto en evidencia su verdadera matríz en sólo 20 días de gestión. Lo importante, empero, es ver cómo se irá rearticulando el campo nacional y popular y cuáles serán las tareas de los que no nos rendimos. Ellos están dispuestos a todo, por un lado para dar la idea de gobierno fuerte, otra por su naturaleza de rapiña de clase y otra por las fortísimas presiones de los grupos económicos. La salvajada que emprendieron contra la ley de medios es el ejemplo de una administración que pareciera tener la pistola en la cabeza de Magnetto y su grupo. No se entiende, si no, tanta desprolijidad. Por el lado del congreso, pretendieron birlarle al FPV la banca en el Consejo de la Magistratura, Michetti se niega a firmar el expediente que le da la presidencia de la AGN, que le corresponde al FPV por ser la principal fuerza de oposición (por eso hasta ahora era el radical Despouy por la UCR) y están paralizando la bicameral que debe revisar los DNU.
Todo indica que los grandes inconvenientes empezarán a llegar cuando tengan que llevar el dólar a, por lo menos, 16 pesos, cuando la nafta se ajuste para llegar a 18/20 pesos y cuando finalizando el verano llegue el aumento de servicios públicos por la quita de subsidios, el aumento de la telefonía celular (algunos dicen que será de un 25 %), lleguen los resúmenes de los gastos con tarjetas en el verano, aumenten las prepagas, las cuotas de colegios privados y empiecen a operar en contra de las paritarias tal como las conocemos.
Pero el eje de fondo es que no cierra ninguna cuenta del estado pues habiendo realizado una brutal transferencia de recursos a los grupos económicos el rojo que se le genera se suple sólo con achicamiento del gasto y toma de deuda. Poco a poco comenzarán los recortes del gasto social, es inevitable, y esto impactará de lleno en el bolsillo popular, más aún que la devastación que significó la devaluación del 40 %. El escenario que se proyecta es dantesco, por eso el tema central es cómo se irá reposicionando el movimiento nacional y popular para las disputas que se vienen. No creo que con las plazas alcance, es más, temo que entremos en una gimnasia que en cierta forma nos exprese sólo a los convencidos. La tarea de reconstrucción política debe incluir la participación activa en organizaciones intermedias y en todos los ámbitos donde se pueda convivir con sectores de la población no directamente inmersos en el FPV. La fuerza que se va a necesitar para desalojar a los mercados del estado debe ser colosal y también diversa.
No basta con los convencidos. Néstor y Cristina lideraron hasta 2011 una coalición absolutamente diversa. la construcción ha de ser en esa dirección. Si se logra capacidad de hegemonizar lo diverso trabajando sobre una serie de puntos centrales de unidad, se lo podrá expresar en lo electoral. Si nos quedamos reducidos al núcleo duro, con el 35 % no le ganamos las legislativas a Cambiemos, lo que significa que lograrán quórum en diputados y ahí te quiero ver…
Las legislativas de 2017 son la gran prueba. Si los derrotamos vamos a un 2019 con chances ciertas de victoria, si nos ganan, se fortalecen de una manera tal, que muy probablemente los arrastre a la reelección de Macri en 2019.
2016 será un año fascinante porque habrá mucha política y tendremos la posibilidad de ir demostrando que pese a nuestros errores, nos echan flit por los aciertos. El odio que se percibe en las redes es la ratificación indiscutible. Nadie es tan odiado si con su gestión no puso por lo menos en debate al poder real. El kirchnerismo fue el gran parlante, el gran informante que le ayudó a la sociedad a entender cuál es la matriz de un montaje donde siempre ganan los de arriba. Tuvo errores, obvio, pero ese acierto, ese sólo basta y sobra para que nos quieran borrar de la faz de la tierra.
El objetivo no es volver. El objetivo es ver cómo y de qué manera lo haremos
Felicidades y…






No hay comentarios:

Publicar un comentario