Páginas vistas en total

domingo, 21 de febrero de 2016

La creación del mundo. Cuando en el principio Mauricio creó los cielos y la tierra, reinaba el caos y no había nada en ella. Mauricio entonce dijo: «Que haya luz», y hubo luz. Al ver Mauricio que la luz era buena, le dijo a Aranguren que la separe de la oscuridad. Así lo hizo, septuplicó las tarifas, llamó a la luz «Edenor» y a la oscuridad «Edesur».

enlace a la nota:
https://www.facebook.com/gaucho.cibernetico?fref=nf

La creación del mundo.
Cuando en el principio Mauricio creó
los cielos y la tierra, reinaba el caos y no había nada en ella.
Mauricio entonce dijo: «Que haya luz»,
y hubo luz.
Al ver Mauricio que la luz era buena,
le dijo a Aranguren que la separe de la oscuridad.
Así lo hizo, septuplicó las tarifas, llamó a la luz «Edenor»
y a la oscuridad «Edesur».
Ese fue el primer día.
Entonces Mauricio dijo: «¡Que haya un firmamento [
que separe las aguas en dos partes!»
Así que Mauricio creó el firmamento
y separó las aguas; las del Barrio Norte, Recoleta y Barrio Parque quedaron arriba del firmamento
y la zona sur debajo.
Ese fue el segundo día.
Luego Mauricio dijo: «Que las aguas debajo del cielo
se junten en un solo lugar, para que aparezca el suelo seco».
así sucedió en todo el mundo excepto en la esquina de Blanco Encalada y Cabildo.
Mauricio s llamó a este suelo seco «tierra»
y a la puta inundación de siempre la llamó «mar».
Entonces Mauricio dijo: «Que la tierra se cubra de toda clase de plantas que den semillas».
Y así sucedió.
La tierra se llenó de soja y Mauricio vio que estaba muy bien esto que había hecho y le bajó las retenciones.
Ese fue el tercer día.
Después Mauricio dijo: «Que haya luces en el firmamento del cielo para poder así separar el día de la noche,
e hizo dos grandes luces: la más grande para gobernar el día y la más pequeña para gobernar la noche, y las llamó TN y Canal 13.
Ese fue el cuarto día.
Entonces Mauricio dijo: «Que las aguas y la tierra se llenen de seres vivientes y haya aves volando en el firmamento sobre la tierra».
Así creó a las truchadas y a los gorilas y toda especie de bestias salvajes.
Ese fue el quinto día.
Luego Mauricio dijo: «Ahora hagamos al ser humano
a mi imagen y semejanza, excepto a los gronchos.
Así que creó al ser humano a su imagen y semejanza,
Y creó a Horacio, a Michetti y a Vidal
Y los bendijo diciendo: «Tengan muchos hijos para así poblar el mundo y ejercer control sobre él:
sean jefes de los peces del mar, de las aves del cielo
de toda criatura que se arrastra por el suelo».
Mauricio vio todo lo que había hecho,
y que todo había quedado muy, pero muy bien.
Ese fue el sexto día, así que retomó sus vacaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario