Páginas vistas en total

miércoles, 2 de marzo de 2016

Se viene la gran ofensiva de los buitres. Dirán que aquellos que no apoyen el “acuerdo” estarán apostando por un país que siga “fuera del mundo”, el país de los K… vibrante nota de Gerardo Fernández

enlace a la nota:
http://tirandoalmedio.blogspot.com.ar/2016/03/no-cuenten-conmigo.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+blogspot/YUvUu+(Tirando+al+Medio)



MARTES, 1 DE MARZO DE 2016

No cuenten conmigo


Se viene la gran ofensiva de los buitres. Dirán que aquellos que no apoyen el “acuerdo” estarán apostando por un país que siga “fuera del mundo”, el país de los K…
Nos vienen a convidar a arrepentirnos y habemos muchos a quienes no se nos pasa por la cabeza la más mínima intención de retroceder ni medio centímetro en nuestras convicciones. Seguramente habrá oficialistas permanentes que manoteen el manual de las excusas del político políticamente correcto para borrar con el codo todo lo que escribieron y dijeron desde 2005 hasta nuestros días. No será el caso de miles de argentinos que sabemos muy bien adónde conducen estos renuncios.
Quieren endeudarse para pagarle a los buitres y así tomar nuevas deudas que nos van a dejar nuevamente engrampados por décadas
No, gracias, ya comí
Probablemente el peronismo se quiebre y mal en esta votación. Y habrá que remarla más de la cuenta pues si eso sucede, es todo ganancia para Cambiemos, pero a veces la unidad es imposible y más cuando se cruzan en el camino de las fuerzas populares dilemas como el de bajarse o no los lienzos con los buitres.
No cuenten conmigo para avalar razones de gobernabilidad. Búsquenme entre los que se mantienen firmes no ante convicciones dogmáticas sino convicciones soldadas al calor de la experiencia de vida, porque en mis 55 años vi el desguace del estado de Martínez de Hoz y sus secuaces y luego el festival que hicieron con las joyas de la abuela en los noventa. Lo vi, lo padecí, lo palpé y con eso me basta.
No cuenten conmigo para firmar la definitiva postración de mi patria
Aunque es choto reconocerlo, estoy entrando en una etapa de mi vida donde se empieza de a poquito a hacer el balance de una vida y se anotan las deudas y las ganancias, los orgullos y las vergüenzas. No dejo mucho, salvo una línea de conducta política e ideológica a favor de la dignidad de pueblo y mi patria. Nadie podrá achacarme haber tranzado con “los mercados” ni con toda esta runfla que tira por la borda todo lo que se hizo en materia ya no de deuda externa sino de inteligencia para pararse en el mundo y proyectar un destino del que nuestros descendientes pudieran enorgullecerse.
Y aprendí que muchas cosas son negociables y observará el lector que puse “muchas” en lugar de “todas”… porque no todo es negociable. Por eso, desde el orgullo de haber bancado el proyecto político que le dio a mi pueblo los días más felices desde 1955 a la fecha, desde la satisfacción de haber enfrentado a familiares, a amigos y la mar en coche por el kirchnerismo digo que no cuenten conmigo para avalar la rendición incondicional, que no cuenten conmigo para exponer excusas y que sí cuenten conmigo para volver a empezar cuantas veces sea necesario. La oligarquía nos ha condenado a tener que rearmar todo lo que sus gobiernos destruyen y estamos nuevamente al borde de tener que empezar todo de nuevo, corrigiendo, recauchutando, atando con alambre, pero ¿Sabés qué? Felices porque como dijo Ernestito hace unos días, a veces la derrota se parece tanto a la victoria…
ernesto-seman-derrota-victoria

No hay comentarios:

Publicar un comentario